Angelo

Por Lucía Santiago Dantés

Duración: 1hr. 51 mins.
Dist. México: Cine Caníbal.

La segunda película del director austriaco Markus Schleinzer, mejor conocido por su film debut “Michael”(2011). Pasaron 7 años para que volviera a dirigir ahora “Angelo”, película donde el director explora el racismo y de alguna manera también está presente el abuso hacia un niño aunque no tan brutalmente como en su anterior film.

Angelo es una biopic basada en gran parte, en la historia verdadera de Angelo Soliman. La historia está contada en 3 partes . En la primera parte  un niño africano es comprado por una condesa para bautizarlo y educarlo. En la segunda, Al crecer, Angelo es tratado más como bufón y/o mascota que como un igual.  Años más tarde, Angelo es “prestado” al Emperador, donde gracias al favoritismo de éste, llega a tener un lugar en la corte hast que cae en desgracia cuando se casa secretamente con una dama de la corte. La tercera parte trata sobre su vejez y lo que pasa con él después de su muerte.

Angelo es una reflexión no sólo del racismo sino del etnocentrismo, ya que Schleinzer nos muestra a una condesa que le promete a Angelo cuando lo compra, que será tratado como noble y nunca le faltará nada. Sin embargo esto es sólo pura palabrería ya que vemos a una condesa que a pesar de que lo ha “adoptado” lo tiene casi en calidad de mascota, para ella sólo representa un experimento y esto lo vemos en el discurso al presentar a Angelo a sus amigos, donde la Condesa  dice las percepciones que tienen  ellos del resto del mundo: existe la creencia de que los que viven en el norte, en el frío beben la sangre del pescado para mantenerse calientes; los que viven en las américas se comen unos a otros, mientras que para el Europeo, los africanos son los que viven más lejos y por lo tanto lejos de Dios y cerca del diablo, inclusive para ellos ni siquiera son seres humanos. Su proyecto es hacer de Angelo un ser humano, y por eso lo ha bautizado y ahora lo está educando. Un gran discurso, aunque duro, que habla sobre el etnocentrismo de las personas que aún hasta hoy sigue persistiendo como parte de una ideología reaccionaria.

A  propósito de ésta vigencia, la película presenta varias anacronías, siendo la de las luces fluorescentes en el lugar donde venden esclavos, una de las más obvias. Tal vez el director con esto demuestra que el racismo continua hasta nuestros días, pero es inaceptable este tipo de elementos como espectador, simplemente te saca de la historia y del contexto y se vuelve injustificable porque es algo que sucede al principio y piensas que si esto es un comentario del director pues es muy pequeño, y al mismo tiempo muy grande porque descontextualiza la tan bien llevada historia.

Cuando insertas elementos discrepantes, empiezas a dudar de lo que estás viendo y como espectador ya no te crees el universo cinematográfico que estás viendo… te deja pensando en esas irreverentes luces fluorescentes por el resto de la historia, en pocas palabras pierde credibilidad y estás a la expectativa que algo más puede suceder. La historia sigue y definitivamente hay unos cuantos anacronismos más pero mucho más sutiles o menos escandalosos.

Aún con todo esto, la película tiene sus aciertos: el exquisito vestuario de época  de principios del siglo XVIII es lo mejor sin duda alguna, y por eso es que no estoy de acuerdo con los anacronismos, demasiado esfuerzo para tirarlo todo por la borda.  Sin embargo, aun con todos estos detalles la película funciona porque la historia es buena.

La pregunta, vale la pena verla? sin duda! el hecho de que la historia esté basada en la biografía de un personaje verídico  la hace doblemente interesante. También fue cierto que los restos de Angelo fueron usados de esa manera sin consentimiento de su familia y que a pesar de sus súplicas para que les regresaran los restos de Angelo, esto nunca ocurrió.

El racismo por otro lado, se deja ver en cómo lo trataban, e inclusive el mismo Angelo cae en este juego cuando el emperador le asigna un compañero para que platique, aunque claro, del mismo color, sin embargo al ser un hombre de color, Angelo totalmente salido de la realidad ni siquiera le dirige la palabra y tiene una actitud de desdén hacia el pobre hombre.
La manera en que fabrican una historia de sus orígenes y la manera en que describen las tierras lejanas de donde procede Angelo son demasiado fantasiosas y concuerda con lo que dijo la condesa al principio de la historia. Un ejemplo claro del etnocentrismo.

Angelo se presenta dentro de la 66 muestra de cine en la cineteca nacional.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.